miércoles, 8 de julio de 2009

La niña-momia de Palermo

Impulsadas por monjes capuchinos, las catacumbas de Palermo,es una de las necrópolis mejor conservadas del mundo.


Las catacumbas se dividen en cuatro salas. Hombres, mujeres, niños y profesionales. En esta última se pueden contemplar a difuntos vestidos de obispos o militares. Lo más sorprendente de todo es el perfecto estado de conservación de alguno de los cadáveres siendo el más famoso el de la niña Rosalía Lombardo (foto arriba), una pequeña de 2 años que falleció en 1920, pero que gracias a un misterioso sistema de embalsamamiento parece estar más dormida que tiesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario